dijous, 2 de febrer de 2012

POEMA DEDICAT DE VÍCTOR LAGOUNDA: SOBRE LA FE Y LA CULTURA

SOBRE LA FE Y LA CULTURA

sobre la fe y la cultura
la mediocridad es no saber vivir
es creer que no sabes vivir
es obviar que sabes vivir
es no saber que sabes vivir

barre el porche de tu alma
no castres tus lamentos
no los vacíes de significado
la agresividad y la depresión
requieren de tu melodía
la caída es tuya
no se puede compartir



mira a toda la gente
identifícate con ellos
la fe es un órgano
las sombras nacen por la luz
– y en la luz –
como nuestras manos recortadas
por las tijeras del sol
   
olvida la cultura
los circuitos
las escuelas
los medios –
han marchitado
todo compromiso
con la honestidad.
olvídalos

agradece a Bukowski, a Rich,
a Artaud, a Lorca, a tantos otros
haber dado sentido al honor
haber entendido más allá de la entrega
y no haber pedido otra cosa que amor –
es algo demasiado útil, esencial,
como para no escribir
y arder
como un loco
escribir y arder

olvida la cultura
(esta cultura muerta de muertos)
la mediocridad es no saber vivir
la cultura somos tú y yo
sentados en una estación sombría
con escarcha y trenes sin cara
tú y yo
y las voces colgando
tú y yo
y nuestra capacidad de vida
y transformación

a cada farsa – más esfuerzo
a cada ladrillo – más imaginación
a cada golpe – más tripa
a cada sable – más apertura en canal
más sangre más mejilla
más fe

porque la cultura somos tú y yo
el frío agrieta nuestras manos
el mediodía las calienta
a cada descenso – más núcleo
si no vamos más allá de la entrega
para qué vamos

porque hasta que no ardan los versos
hasta que no te quemen
y el sudor te ahogue
hasta que no ardan los versos
tu conciencia tu deseo
hasta que no ardan y así se escriban
se digan estallen
la cultura seguirá siendo
mediocridad

yo, que despierto cada mañana
para ver el mar,
obro como lo que soy,
tengo demasiado trabajo
en aceptarme
y voltear las decepciones
como para ir por ahí
tragando inconsciencia
e irresponsabilidad

yo, que sólo cuento con mis labios,
tengo demasiada ilusión
en la fuerza
como para permitir
que el cansancio, la estupidez
y la caducidad
me erosionen
y se adueñen de mí

el espectáculo es estar aquí
es la fe
nuestra rabia
tú y yo
asesinando
todas las excusas

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada